2008/11/10

PINTOR

De esta carta podría decir mil cosas por los cambios que ha ido sufriendo mientras la he pintado. El dibujo lo hice muy a gusto, pero tapar lo de debajo y disimular el fondo fué otra historia porque los tonos iban cambiando y no era capaz de conseguir que quedará bien disimulado. Y si contamos las dos malas esperiencias con el barniz... Al final salvamos los muebles y le pudimos dar el visto "bueno".

Por ahora no tengo una imagén de como quedó al final (no la terminé en casa), esta es una foto que saqué poco antes de terminarla, pero es bastante similar. Intentaré conseguir un escaneado para que se vea mejor.

2 comentarios:

Txus dijo...

Las malas experiencias fueron solventadas sin problemas, ¿te he dicho alguna vez que no te preocupes tanto? :p

Nana dijo...

La culpa es toda de la carta. Te lo digo yo, que le tengo una tirria a esa carta que no la puedo ver. ¡Qué mal lo pasé alterándola!.
Y te digo como Txus, no te preocupes, porque ha quedado preciosa.